Dieta astringente

Califica este artículo

La dieta astringente está dirigida a aquellas personas que sufren de gastroenteritis o diarrea y tiene el objetivo de solidificar las deposiciones.
La mayoría de personas suelen experimentar un episodio o dos de diarrea al año. Es bastante común sufrir alguna intoxicación alimentaria en restaurantes sospechosos puestos de comida rápida. A veces simplemente la comida nos sienta mal y sufrimos de deposiciones no lo solidas que deberían.
Par ayudarnos en estos momentos podemos tener en cuenta los siguientes remedios para la diarrea. Es necesario mencionar también que todas estas opciones son válidas para los niños, teniendo especial cuidado en consultar a vuestro médico si tenéis duda o en el caso de las bebidas isotónicas de farmacia.

Dieta astringente – Comidas:

  • Los alimentos como los cereales o el arroz ayudan durante estos episodios, ya que tienen a retener el agua en el intestino durante más tiempo (y, por lo tanto, resecar las heces).
  • Los plátanos forman parte de una buena dieta astringente durante los episodios de gastroenteritis. Nos ayudaran a reponer el potasio que no somos capaces de asimilar.
  • La avena. Forman parte del grupo de cereales mencionado anteriormente pero debido a su efectividad merece la pena mencionarla por si misma.
  • Probioticos. Pueden ser un arma de doble filo. El yogur puede ayudar a reponer la flora intestinal en algunos casos pero en otros puede irritar aun más el intestino.

Dieta astringente – Bebidas

Es de tremenda importancia mantenernos hidratados durante los episodios de diarrea. Claramente se pierden muchos líquidos antes de que el cuerpo sea capaz de absorberlos.
Para recuperar todos estos líquidos una buena opción es beber mucha agua como bien sabrás. Sin embargo es necesario que repongas electrolíticos. Los mejores líquidos para los momentos de diarrea son los siguientes:

  • Agua de coco. Aunque parezca combatir el fuego con gasolina, el agua de los cocos tiene muchos minerales. Es una gran opción para reponer los que estamos perdiendo.
  • Bebidas isotónicas. Este tipo de bebidas son un clásico durante estos episodios. Gatorade o Acquarius pueden ser opciones muy válidas en estos momentos (siempre sin azucar). También puedes tirar de suero electrolítico disponible en farmacias.
  • Caldo. Otro clásico para estos momentos es el caldo. Bien de pollo o de verduras nos ayudará a mantener nuestro cuerpo lo más hidratado y alimentado posible.

Comidas a evitar.

  • Comidas picantes o muy densas. Obviamente este tipo de comidas pasará rápidamente por nuestro intestino. Tan rápido que no le dará tiempo a digerirlas. El picante es muy probable que además irrite tu intestino…
  • Comidas con mucho azúcar o fritos. En el caso de los azucares pueden llegar a los tramos finales del intestino sin ser absorbidos por el cuerpo, lo que puede provocar problemas en la flora del intestino. En el caso de las frituras la grasa es difícil de digerir, por lo que no es recomendable estresar más los intestinos en un momento delicado.
  • Como lista general también debemos evitar:
    Cebolla y ajo, comidas procesadas e industriales, verduras crudas, cítricos, coliflor, brocoli, etc.

Bebidas a evitar.

Como ya os podéis imaginar, el café es una de las bebidas a evitar cuando tenemos diarrea. El cafe es un estimulante y tiende a aumentar los movimientos intestinales. También puede llegar a irritar nuestro tracto digestivo.

Las bebidas carbonatadas y el alcohol son a evitar, debido a que pueden llenarnos de gas el intestino o, una vez más irritarnos. Tal y como comentamos anteriormente, debemos tener cuidado con las bebidas para deportistas ya que el contenido en azúcar puede ser mas perjudicial que beneficioso en estos casos.

FUENTE